5 hábitos diarios para prevenir la halitosis

La halitosis se puede producir por distintas razones, pero es la higiene bucal y el tratamiento de enfermedades periodontales acciones claves para prevenir su desarrollo.

Tener mal aliento es una condición desagradable tanto par la persona que sufre halitosis, como también para quienes lo rodean. La halitosis puede tener varios orígenes, pero principalmente es generado por la presencia de enfermedades periodontales como gingivitis y periodontitis, además de estomatitis herpética primaria y la presencia de caries en lesiones cavitadas de los dientes.

Otra enfermedad que provoca halitosis, es la presencia de amigdalitis, infección que puede provocar mal aliento si no es tratada. Es importante saber que la halitosis se manifiesta en hombres y mujeres por igual, pero son ellas las que más acuden a la consulta para eliminar el mal aliento.

Acerca del tratamiento, la odontóloga de IntegraMédica Alejandra Jaque, explica que para eliminar la halitosis de raíz es necesario descartar "los factores etiológicos como enfermedades periodontales y enfermedad de caries, enseñando al paciente el uso de elementos para la limpieza proximal (dentadura) y lingual, ya sea con el mismo cepillo de dientes del paciente o con limpiadores linguales. También se puede indicar enjuagues con antisépticos específicos para esta patología a base de Clorhexidina".

¿Cómo saber si tengo halitosis?

Si tienes sospechas de sufrir halitosis, puedes seguir los siguientes pasos para descubrir si tienes mal aliento, previa consulta a un odontólogo:

  • Cubre con la mano nariz y boca.
  • Aspira y exhala para oler el propio aliento.
  • Si es olor es desagradable, consulta a un odontólogo.

Para prevenir el desarrollo de enfermedades periodontales que puedan provocar una desagradable halitosis, la especialista recomienda incorporar los siguientes hábitos en la rutina diaria:

  1. Cepillado de dientes: Mínimo dos veces al día o luego de cada comida. El tiempo que debes dedicar al cepillado debe ser desde dos minutos.
  2. Cepillado de lengua: Se recomienda cepillar la lengua a diario para eliminar bacterias que se encuentren en su superficie.
  3. Uso de seda dental: Para eliminar restos de comidas y su posterior descomposición, el uso de seda dental se debe incorporar en el lavado diario de los dientes.
  4. Enjuague bucal: El uso de enjuague bucal en cada cepillado, ayuda a combatir la aparición de caries y placa bacteriana.
  5. Consulta preventiva: Consulta al odontólogo de manera periódica para descartar la presencia de enfermedades periodontales.

 

Imagen foto_00000002