Lactancia: 6 consejos para proteger y fortalecer el pilar de la vida

El contacto piel a piel y la lactancia durante la primera hora y media de vida tiene muchos beneficios en los niños, logrando esta primera conexión con su mamá efectos como mayor estabilidad cardiorespiratoria y menor baja de peso.

    Iván Casas
    Contenido validado por Iván Casas Pediatra Clínica Bupa Santiago

Imagen foto_00000001

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la lactancia como la oportunidad que tienen todas las personas de tener un comienzo justo en la vida, asumiendo el acto de amamantar como un pilar de la existencia humana y la opción más segura para garantizar una buena salud y crecimiento de los niños. Actualmente, solo el 54% de los niños en América inician su lactancia durante la primera hora de vida y solo el 38% son alimentados exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses.

La lactancia en Chile, según datos del sistema público de salud, indica que en 2011 el 41% de los niños tenían lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes, cifra que con los años ha mejorado, ya que en 2016 aumentó a 57%, según explica el pediatra de Clínica Bupa Santiago Iván Casas, quien agrega que en el sistema de salud privado se estima que el 60% de los niños son amamantados durante sus primeros seis meses de vida.

"La implementación de políticas públicas como el derecho de una hora para amantar, prolongación del permiso postnatal, sala cuna cercana y el establecimiento de Clínicas de Lactancia y políticas en las Unidades de Neonatología de no suero o relleno, contacto inmediato piel a piel, apego y lactancia precoz, han aportado al objetivo de aportar a una sociedad más sana física y sicológicamente, explotando todo su potencial cognitivo y emocional en el futuro", indica el pediatra.

Por lo anterior, también es importante destacar que los beneficios que entrega la lactancia a los recién nacidos son insuperables, ya que las mamás al amamantar a un bebé logran disminuir su llanto y un mejor nivel de glicemia, previniendo a través de este alimento vital enfermedades respiratorias, digestivas, otitis y alergias en el lactante. Una lactancia sana, puede bajar el riesgo de obesidad de un bebé, estimulando a la vez su desarrollo sicomotor y cognitivo.

Sobre los efectos de la lactancia en las mamás, el pediatra de Clínica Bupa Santiago comenta que "favorece la expresión de afecto, genera una conducta de mayor apego y un lazo afectivo fuerte entre madre e hijo. Otro beneficio es la disminución del riesgo del sangrado materno, depresión puerperal y aumenta el tiempo entre embarazos. Otro beneficio a largo plazo es la disminución a futuro de desarrollar cáncer de ovario y mama.

6 consejos para cuidar la base de la vida

Porque una lactancia sana depende mucho de los hábitos saludables que tengan las mamás, a continuación, el pediatra de Clínica Bupa Santiago entrega los mejores consejos:

• Mantener una lactancia sana: La alimentación es esencial, cuidando las mamás de comer de manera saludable, integrando en su dieta frutas, verduras, carnes magras, aceites vegetales y lácteos.

• Se debe evitar el exceso de azucares.

• Hidratación: La ingesta de líquidos debe ser apropiada, con agua o jugos naturales de frutas.

• Precauciones: No se debe ingerir café ni fumar. El consumo de alcohol está prohibido.

• Suplementos: Se deben seguir las indicaciones de suplementos minerales y vitamínicos que entrega el médico de cabecera.

• Fármacos: Para conocer qué fármacos están permitidos en lactancia, puedes informarte más sobre sus riesgos AQUÍ.